• “Para enseñar a un niño hay que tenerles cariño y luego hay que provocarles para que sean ellos y no hechuras tuyas. Amor y provocación esa es la verdadera pedagogía